jueves, 11 de marzo de 2010

¿Educación para la Ciudadanía?



A todos os sonará la polémica que hubo con esta asignatura hace unos años. Muchos se negaron, pero otros tantos han apostado por incluir en el currículo escolar esta materia que tiene como objetivo prevenir disfunciones sociales y aumentar el civismo.
Personalmente, yo estoy a favor de la inclusión de esta materia, aunque también considero que ciertos valores se deberían aprender en el núcleo familiar. ¿Vosotros qué pensáis? ¿Es útil hacer un debate en clase sobre el botellón?
Si quieres saber más pincha a continuación:
Contenido del libro sobre Educación para la Ciudadanía y los derechos humanos.

4 comentarios:

pichulines dijo...

otro voto a favor!

Giuseppe dijo...

sono io...si si ma senza occhiali avevo le lenti...però ho fatto vincere la ragazza mi ha pagato bene...

Oscar dijo...

Pues pienso que deberia enseñarse ciertos valores en casa... Pero con nuestro modelo de vida basado en el consumo, producción, pagar las letras y facturas, los progenitores no pueden o quieren dedicar todo el tiempo necesario a ello. Y los futuros ciudadanos aprenden modelos de conductas y sobretodo valores muy materialistas que aprenden de los mass medias. Creo que es un mal que tienen la mayoria de paises ocidentales con economias muy desarolladas, donde priman la producción y el crecimiento económico... Es muy jodido no invertir en el futuro de la sociedad a largo plazo. Pero asi es el sistema capitalista, y todos estamos metidos dentro.

Bukanero dijo...

Personalmente soy un apasionado de la educación, de potenciarla en toda su extensión y trasmitir los respetos y valores. Ya que somos muy pocos los que la ponemos en práctica, no sólo no la considero mala, sino que apruebo firmemente la propuesta del Estado de dar a los maestros herramientas suficientes para que, lo que no se enseñe en casa, se enseñe en la escuela. O eso, o por culpa de todos (padres, maestros, educadores e instituciones) nos podríamos encontrar algún día con una especie de "generación perdida". ¡No nos opongamos nunca a la educación! Mi voto a favor, siempre a favor.